29.5.11

Por supuesto que te sigo queriendo, sí, no voy a negarlo... pero de una forma diferente. Ya no sos parte de cada uno de mis sueños inalcanzables, ya no integras cada una de las imágenes fotográficas que se cruzan por mi cabeza cada día. 
Y cuando todo parecía estar cerrando con dolor y sudor, simplemente apareciste allá, dijiste alguno de tus trucos, y todo se desbordó. No entendía cómo podía ser posible que mis sueños no podían concretarse, cómo era real que me dijeras: "te amo pero no puedo estar con vos". No podía comprenderlo; si me amas, ¿por qué terminamos? Ilusión era lo que sobraba, recuerdos que jamás hubiese querido representar otra vez y otra nota de éste tipo. Se me desgarraba el alma y no sabía que hacer. Sí, no había aprendido nada, porque siempre estaba esperando más y más de vos... Y ése era el problema, que lo que estaba próximo a venir, debía ser descartado. Y así fue. Pero creo que nunca va a terminar para siempre. 
Amigos. La palabra mágica para ocultar todo lo que no queramos que sea expuesto. Otro de tus trucos. Caí, otra vez. Y nosotros sabemos que no somos el uno para el otro, que deberíamos haber mantenido un vínculo denominado 'amistad' desde un principio. Ya no tiene sentido estar presente en cada lucha con frecuencia, así que maduremos, por un rato, y admitamos que ya fue.
Agustina

4 comentarios:

Estibaliz ♥ dijo...

Si las cosas se dieron así, no es más que pro una razón "mereces algo mucho mejor"
Mucho ánimo *-*
un abrazo ♥

Rebe..^ dijo...

exacto hay k aprender a aceptar cuando todo acabo

Edd'Jav. dijo...

Diste lo que diste y si no se pudo al menos no podrá olvidarte .. Muy buena entrada! Me encanto.

Que estés muy bien(:

Rocío † dijo...

Es lógico que al principio se pase mal, hasta llegar a un punto en el que parece que nunca te vas a recuperar, pero todo tiene remedio y se consigue. Muy bueno el texto, me pareció muy sincero :)