22.4.12

Me doy cuenta de que todo empezó a tornarse difícil desde que te fuiste. Bueno, todos cumplen su ciclo y así te pasó a vos: y acá estamos todos lidiando con las consecuencias. Y en mi vida cotidiana me sigo acordando de vos, de anécdotas pelotudas y cada vez que me mandabas un mensaje no me daba cuenta de lo importante que era. Odio hablar de este tema, pero necesitaba hacerlo, y lo hago a través de un blog porque no tengo los ovarios para ir y contarle a alguien cómo me siento al respecto sin quebrar. Prefiero reírme y suponer que estas cosas ya no duelen, pero... no es justo. ¿Y qué pasa si me olvido de tu cara? No tengo el puto coraje de entrar y ver tu muro de facebook, aunque no vas a tener ninguna publicación nueva, obviamente. Ni de ver una foto tuya, o acordarme de cosas... o algo tan simple como ir al cementerio.
Por otra parte, miro a una persona en particular (fg) y siento que todo va a estar bien. Que mis preocupaciones tan idiotas no tendrían que tener que peso que tienen, que mis problemas desaparecen y me siento feliz. Te extraño a veces, pero sigo siendo feliz... y estoy segura de que vos querrías que yo lo sea... como lo soy hoy.

1 comentario:

Iara. dijo...

Fuerza Agus, fuerza!
A veces quebrar es lo mejor. Nunca se tienen que ocultar sentimientos, eso termina siempre mal.