4.9.11

Increíble. Me ofendí hace 10, 15 minutos y no me volviste a hablar. Ya no siento enojo, siento ganas de que me hables y seamos la parejita feliz que somos. Carajo. No me duró ni dos minutos el enojo... No lo puedo creer ya. Y cuando me enojo y no me hablas me siento culpable, comienzo a dudar de por qué me enojé por esa estupidez. Me desarman los recuerdos. Me desarma tu risa, me desarma tu forma de tratarme, tu personalidad... Vos me desarmas. Siento que el mundo se cae cuando las cosas están mal y siento ganas de golpearme la cabeza contra la pared y preguntarme por qué fui tan estúpida. Siento que no sé que hacer. Siento que tengo que esperar a que vos me hables y todo vuelva a la normalidad. Y me molesta tanto esperar, fuck it.
No hay nada que pudieras decir que me enoje realmente. Y creo que esto es querer de verdad. Es decir, te voy a querer a pesar de todo, sin importar nada. Que cursi que me pone un domingo como este.
Agustina

2 comentarios:

Tontorrona_ dijo...

Bonito blog!
Me identifico bastante con la entrada, suelen pasarme cosas asi jaajaa.
Te sigo!
Besos!
http://viviendoatresmetrossobreelcielo.blogspot.com/

! My love is pure ✿ dijo...

Hermosa entrada, hermoso blog. Te sigo linda!.Te dejo mi blog quisiera saber tu opinion si queres pasar, www.beeauty-romance.blogspot.com un besito enorme♥.